Decir que el próximo congreso se va a celebrar en Salamanca produce en el asistente una sonrisa que no se va fácilmente y es que Salamanca tiene muchos motivos para ser una de las ciudades más atractivas y fáciles a la hora de organizar un congreso. Nosotros te vamos a dar 5 razones.

Es una ciudad cómoda

Salamanca es una ciudad muy cómoda!

Por el tamaño de la ciudad no es necesario el transporte. Llegas a Salamanca y te olvidas de tener que organizar traslados porque se puede ir andando a todos los sitios, incluido al Palacio de Congresos de Salamanca que está en pleno centro histórico.

Es una ciudad cosmopolita

Cuando vas por las calles de Salamanca puedes ver gente de todos los países del mundo! Y esto es por muchos motivos: el turismo que acoge la ciudad y es una de las ciudades preferidas de España para el programa Erasmus y del mundo para estudiar el idioma español. Además las dos universidades y varios centros de investigación atraen todos los años multitud de profesionales. Sabías que en el año 2019 más del 19% de los eventos que se celebraron en Salamanca fueron internacionales?

Es una ciudad llena de cultura y ocio

No te vamos a contar que Salamanca es Ciudad Patrimonio de la Humanidad, ni que es Capital Cultural Europea 2002. Lo que si te vamos a decir es que cuando el programa científico de un congreso se acaba empieza el programa de ocio en el que los asistentes siguen haciendo networking y creando vínculos. Y la ciudad ayuda : )

Es una ciudad con una gran gastronomía

Una de las cosas que más valora el asistente a un congreso es la comida! Catas de quesos e ibéricos, rutas de tapeo, degustación platos típicos de Salamanca utilizando productos de kilómetro 0… una experiencia que eleva al congreso a otro nivel de buen recuerdo!

Es una ciudad MICE

Salamanca tiene un currículum muy amplio de celebración de congresos.

Tiene un Palacio de Congresos que puede acoger a más de 2000 personas.

Una oferta hotelera de calidad con más de 5.500 plazas hoteleras.

Un grupo de profesionales que van a ayudarte en la organización.

Y sobre todo que cada evento que se celebra en Salamanca no es uno más, tanto las entidades públicas como privadas de la ciudad colaboran para que todo salga perfecto.

¿Vas a organizar un congreso en Salamanca y quieres sorprender a los asistentes? ¿Te gustaría que los congresistas tuvieran un buen recuerdo del evento y de su paso por la ciudad? Si es así, continúa leyendo ya que os vamos a ofrecer algunas ideas para conseguir que tu congreso en la capital charra sea inolvidable.

La importancia de un buen programa científico que atraiga a profesionales del sector es fundamental pero hay otros muchos detalles a tener en cuenta que conseguirán hacer destacar tu evento. Los congresistas no buscan solamente acudir a ponencias, también se plantean el networking como uno de sus principales objetivos. Ofrecer un buen programa social es básico para conseguirlo y estas son algunas opciones si el Palacio de Congresos de Salamanca fuese la sede elegida:

Servicios de catering al aire libre:

El Palacio de Congresos de Salamanca tiene un graderío perfecto para acoger cócteles al aire libre, siempre que la meteorología lo permita. También disponemos de dos carpas que hacen un total de 400 m2  y que pueden montarse en esa zona en caso de necesitar ampliar los espacios cerrados. Compartimos con vosotros la imagen de un congreso que eligió este espacio para ofrecer un cóctel de despedida. El evento tuvo lugar en verano y el atardecer fue el momento perfecto para su celebración.

El Palacio de Congresos de Salamanca tiene una gran zona ajardinada en la parte por la que transcurre la Calle Vaguada de la Palma. Este enclave también se puede habilitar para ofrecer servicios de catering en un entorno diferente.

Música para los asistentes:

La música es parte de nuestras vidas, conecta con nuestras emociones y recuerdos, por lo tanto ¿qué mejor que ofrecer música a los asistentes a un congreso para que tengan el mejor recuerdo posible? Bien completando el programa social con la asistencia a un concierto o bien ofreciendo música mientras los congresistas disfrutan de un cóctel en el Palacio de Congresos. Todo es posible, desde el montaje de un pequeño escenario para un grupo de jazz hasta una sesión de música chill out con DJ.

En la imagen podéis ver el Patio de los Naranjos del Palacio de Congresos de Salamanca, un bonito espacio elegido para un cóctel de un congreso.

El Palacio de Congresos de Salamanca se encuentra ubicado en pleno centro histórico de la ciudad y esto abre la puerta a múltiples planes y posibilidades para organizar un buen programa social para los asistentes a tu congreso y que todo quede cerca. Ideas originales que no podrán olvidar y que potenciarán las relaciones entre compañeros, por ejemplo, organizar una ruta de tapas en locales emblemáticos de la ciudad. Otra idea que debería ser de obligado cumplimiento es la visita Ieronimus, o lo que es lo mismo, descubrir las Catedrales de Salamanca desde una nueva perspectiva, subiendo a sus torres y contemplando vistas espectaculares de Salamanca. El centro de la ciudad ofrece múltiples opciones pero tampoco podemos olvidar la riqueza cultural, social y gastronómica de la provincia. Las excusiones a entornos rurales también pueden ser una buena idea y los autocares podrían parar en las inmediaciones del Palacio de Congresos para recoger a los congresistas.

Salamanca ofrece un sinfín de posibilidades para que tu congreso se convierta en una experiencia inolvidable y desde el Palacio de Congresos os animamos a descubrirlo.